martes, 15 de abril de 2014

galegoespañol

Océanos exhaustos

¿HAY SUFICIENTE PESCADO EN EL MAR?

:· EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA
>> Aquarium Finisterrae
Sala Isabel Castelo
15 abril - junio 2014
FINALIZADA

30 imágenes de la National Geographic Society, realizadas por reconocidos fotógrafos como Brian Skerry y Randy Olson, revelan el problema de la sobrepesca desde diferentes puntos de vista:
  • La pesca y el consumo de pescado alrededor del mundo.
  • Las artes de pesca que arrasan los fondos marinos.
  • La supervivencia del oficio de la pesca y el marisqueo.

El Aquarium Finisterrae acoge una exposición de fotografías que reflejan el agotamiento de los recursos pesqueros del mar debido a la sobreexplotación. 


Las imágenes son un recorrido por el mundo en torno a la pesca y consumo de todo tipo de especies marinas: muestran cómo se sacrifican tiburones para obtener sus aletas (un plato muy apreciado en el mercado asiático) y retratan escenas como la de una familia de pescadores gallegos alrededor de una mariscada, que deja abierta la cuestión de si los más jóvenes podrán continuar la tradición familiar.

Desequilibrio en el fondo del mar
La sobrepesca se produce cuando la captura de la fauna silvestre en los océanos se realiza en cantidades demasiado elevadas como para que las especies capturadas puedan restablecerse. La primera situación de sobrepesca se produjo a comienzos del siglo XIX, cuando el ser humano diezmó la población de ballenas con el fin de obtener grasa para la fabricación del aceite que empleaba en las lámparas de la época. Algunos de los peces que comemos, incluidos el bacalao o el arenque del Atlántico, fueron capturados en cantidades tan elevadas que estuvieron al borde de la extinción a mediados del siglo XX.

Debido al colapso de las poblaciones de peces grandes, las flotas comerciales se adentran en zonas cada vez más profundas de los océanos y apuntan a niveles inferiores de la cadena alimentaria en busca de capturas viables. Esta llamada "pesca esquilmadora" está provocando una reacción en cadena que está perturbando el delicado y ancestral equilibrio del sistema biológico de los mares.

Soluciones y concienciación
Muchos científicos afirman que la mayoría de las poblaciones piscícolas podría reponerse con una gestión más activa de la pesca, una mejor aplicación de la legislación que regula las capturas y un mayor uso de la acuicultura. Y en muchas regiones, hay motivos para la esperanza. Sin embargo, la pesca ilegal y la explotación insostenible todavía abundan en la industria.

Además, un público acostumbrado a disponer de abundante pescado y marisco, y muchas veces desconocedor de la grave situación de los océanos, complica las iniciativas encaminadas a reparar el daño que hemos causado.



 

© 2017, Museos Científicos Coruñeses (Ayuntamiento de A Coruña) | Comentarios y sugerencias