miércoles, 19 de enero de 2011

galegoespañol

Traspasar Fronteras

UN SIGLO DE INTERCAMBIO CIENTÍFICO ENTRE ALEMANIA Y ESPAÑA

:· EXPOSICIÓN TEMPORAL
>> Aquarium Finisterrae
Sala Isabel Castelo
21 enero – 24 febrero 2011
FINALIZADA

Cerca de 30 paneles explicativos que repasan las relaciones científicas hispanoalemanas en el siglo XIX y principios del XX.

Una exposición organizada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Servicio Alemán de Intercambio Académico (Deutscher Akademischer Austausch Dienst, DAAD), con la colaboración de los Museos Científicos Coruñeses.
El Aquarium Finisterrae muestra la importancia de la formación de los investigadores en instituciones extranjeras de referencia, y su trascendencia para el desarrollo de la comunidad científica.



La exposición «Traspasar fronteras» recorre un siglo de intercambio científico entre España y Alemania, así como las estancias de destacadas personalidades alemanas en España y viceversa. Albert Einstein y los hermanos Wilhelm y Alexander von Humboldt, por ejemplo, viajaron a España en distintas ocasiones, mientras que José Ortega y Gasset, Juan Negrín, José Castillejo y Gregorio Marañón estudiaron en Alemania.

La puesta en marcha en el año 1910 de los primeros organismos de investigación de la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (JAE), significó también el inicio de una fructífera colaboración con la ciencia alemana.

La exposición también hace un repaso sobre el papel que ejercieron algunas mujeres pioneras en esta relación científica, la difícil situación que atravesaron las ciencias alemanas después de la I Guerra Mundial y el estado actual de la colaboración hispanoalemana en los ámbitos académico y científico, con especial hincapié en la contribución que realizaron el CSIC y el DAAD para fomentar la cooperación científica entre ambos países.

Becarios: El viaje de la excelencia
La Junta de Ampliación de Estudios (JAE) abordó, como una de sus principales tareas, la formación cualificada de investigadores y docentes que transformaran el precario panorama científico de principios del siglo XX.

Entre 1910 y 1936 más de cien becarios gallegos, o fóraneos con posterior destino en Galicia, acudieron a centros científicos internacionales de vanguardia. Alemania fue un destino preferente, al que se dirigieron 45 becarios (entre ellos, Roberto Nóvoa Santos, Jimena Fernández de la Vega, Antonio Baltar o Isidro Parga Pondal). Fue el viaje de la excelencia, el viaje de gente joven hacia su formación en los mejores centros europeos.

Fue una apuesta por la formación de calidad, que dio sus frutos. A su vuelta, esos especialistas nutrieron el sistema científico gallego:
* Asentaron nuevas instituciones creadas por la JAE: Misión Biológica de Galicia, Estación de Biología Marina de Marín, Comisión de Estudios de Galicia, etc.
* Renovaron instituciones ya existentes o constituidas en ese tiempo: Universidad de Santiago, Grana Agrícola Experimental de A Coruña, Laboratorio Oceanográfico de Vigo, Estación de Fitopatología de A Coruña, etc.
* Colaboraron con otras instituciones, como el Seminario de Estudios Gallegos.
* Cambiaron métodos de trabajo.
* Formaron equipos.
* Mantuvieron relaciones con los expertos europeos.
* Abordaron nuevas líneas de trabajo.

En suma, estos becarios construyeron una auténtica comunidad científica.



 

© 2017, Museos Científicos Coruñeses (Ayuntamiento de A Coruña) | Comentarios y sugerencias