miércoles, 17 de marzo de 2010

galegoespañol

Las visiones del bacalao

FOTOGRAFÍAS DE LUCIEN GIRARDIN

:· EXPOSICIÓN TEMPORAL

>> Aquarium Finisterrae
Sala Isabel Castelo
15 marzo — 29 abril 2010
FINALIZADA

Esta muestra recoge fotografías realizadas a lo largo de treinta años sobre las escalas que hacía la flota española en las islas de Saint-Pierre et Miquelon, un pequeño archipiélago de territorio francés al sur de Terranova (Canadá).


El Aquarium Finisterrae, en colaboración con el Museo del Mar de Galicia, presenta una exposición fotográfica sobre la gesta de los pescadores gallegos en el mar de hielo de Terranova.

El autor, Lucien Girardin comenzó, la finales de los años sesenta, a hacer fotografías de los arrastreros gallegos que llegaban al puerto de Saint-Pierre, territorio colonial francés en las costas del más importante caladeiro en aquella época. Es la colonia más antigua de Francia, del siglo XVI, y el único suelo francés de Norteamérica. Girardin prolongó durante años esta impagable tarea de documentación, incluso hasta entrado el siglo XXI cuando narró al través de su cámara la dramática peripecia del fletanero Arcay (2003), cuatro días al garete al perder la propulsión después de que una ola gigante había llevado las redes contra la hélice. Hace falta recordar –por lo novedoso- que esa vez se salvó toda la tripulación.

La flota bacaladera gallega estaba formada mayormente por arrasteros que operaban en pareja, con redes de arrastre de varios cientos de metros que eran llevadas desde ambos buques para ampliar el espacio de rastreo y captura de bacalaos. Eran pesqueros de entre 30 y 60 toneladas, de unos 30 metros, que con las bodegas cargadas podían llegar juntos a las 300 toneladas.

La riqueza de aquellos bancos era tal, y los barcos iban tan cargados, que a la vuelta llevaban la línea de flotación tan baja que el nivel del agua podía llegar a la maquinilla.

Saint Pierre se convirtió, entonces, en el refugio de miles de pescadores gallegos y vascos, en una prolongación del hogar. Todo este acercamiento es recogido por Girardin, que retrata el proceso de industrialización de las flotas. De hecho, España ya había empezado la extracción industrial en el 1926, con la sociedad PYSBE y sus pesqueros a vapor. De la dureza de aquellos tiempos y trabajos deja solemne sentencia una de las fotos de Girardin: la primera tumba de un español, enterrado en la costa de Saint Pierre en 1929. No sería, ni mucho menos, el último.



 

© 2017, Museos Científicos Coruñeses (Ayuntamiento de A Coruña) | Comentarios y sugerencias